Servicios

El vino de Cariñena
Pulsar sobre la imagen para ampliar
El vino de Cariñena
El vino de Cariñena
El vino de Cariñena
El vino de Cariñena
El vino de Cariñena
El vino de Cariñena
Añadir al carro Añadir
El vino


Todo parece indicar que es en el Mediterráneo Oriental (Asia Menor y Oriente Próximo) donde se tiene constancia de las primeras viñas plantadas por el hombre. Se lee en la Biblia que Noé plantó una viña y bebió de su vino. A orillas del Nilo, en el Egipto de los faraones, se menciona por escrito la existencia del vino.

En el siglo V a. C., la región de Celtiberia desconocía el cultivo de la vid, pero sus habitantes ya eran consumidores de vino que compraban mediante trueque por cereal autóctono a los comerciantes griegos, que alcanzaban por vía fluvial las tierras del Valle del Ebro. Por su alto precio estaba considerado un producto de lujo, restringido su consumo a los actos sociales relevantes. También su ingesta se relacionaba con la salud por los efectos medicinales que se le supone.

Unido al proceso de romanización se generalizó el cultivo de la vitis vinifera y el consumo de vino.

La tradición sitúa el origen de los vinos de la Comarca Campo de Cariñena en el siglo III a. C. los habitantes de la villa romana de Carae, en teoría la actual Cariñena, lo bebían mezclado con miel.
La conquista musulmana y el veto al consumo de vino por las prohibiciones coránicas del Islam, provocaron un retroceso en el cultivo de la vid que fue compensado con la transformación de las estructuras de regadíos y la introducción de nuevos cultivos como hortalizas y frutales.

En 1415 el vino de la zona de Cariñena formaba parte de la lista de alimentos preferentes en un proyectado viaje a Niza de Fernando I de Aragón en el que iba a tratar con el emperador Maximiliano I sobre el Cisma de Occidente.

A finales del siglo XIX la filoxera había acabado con el viñedo francés, por los que familias del país vecino se asentaron en esta Comarca que desarrolló, a partir de entonces una gran actividad mercantil y científica. Con tal motivo se construyó el ferrocarril de vía estrecha Cariñena- Zaragoza, inaugurado en 1887.

Todo ello no es solo la historia de zumo de uvas fermentadas, de un alimento o un placer, es ante todo la historia cultural, económica, política y religiosa de la humanidad. Desde entonces hasta nuestros días el vino siempre ha estado presente en el devenir del hombre.

LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN CARIÑENA:

Se sitúa en el vértice meridional de la provincia de Zaragoza, al piedemonte del sistema Ibérico, entre los ríos Jalón y Huerva, en el valle medio del Ebro. Aquí las vides encuentran una adecuada adaptación tanto a los diferentes microclimas producidos por altitudes, que van de los 400 a los 800 metros, como a los suelos de escasa fertilidad, pero con excelentes condiciones de permeabilidad.

La integran los siguientes municipios: Aguarón, Aladrén, Alfamén, Cariñena, Cosuenda, Encinacorba, Longares, Mezalocha, Muel, Paniza, Tosos y Villanueva de Huerva, en la Comarca Campo de Cariñena, y Almonacid de la Sierra y Alpartir en Valdejalón.

Con 19.000 hectáreas de viñedos, es la zona vinícola más antigua, extensa y famosa de Aragón, y una de las históricas de España. Ya en el Estatuto de la Vid de 1696 de la villa de Cariñena se velaba por la calidad del vino y el obligado permiso de los Jurados para plantar viñedos, en él encontramos los antecedentes de la actual Denominación de Origen, reconocida en el Estatuto del Vino de 1932.

Hoy el vino de la DO Cariñena es un referente entre los enólogos por su exquisita elaboración y buen hacer. Sirva de ejemplo el 39,7% de vino calificado que es exportado a 30 países, entre los que destacan por su volumen Alemania (10.604.544 litros), y Malasia, Nueva Zelanda y Japón por su exotismo.

En la DO se da una amplia diversidad varietal, de la que destaca la vinífera mazuela, que llegó a tener tal peso en la zona que adoptó el nombre de la capital de la Do: Cariñena.

Resistente a los inviernos en los que sopla el cierzo y veranos tórridos, hoy es la histórica garnacha tinta la que abunda en la zona.
También se elaboran vinos a partir de las variedades cabernet sauvignon, chardonay, garnacha blanca, Juan Ibáñez, Macabeo, monastrell, moscatel, parellada, sirah y tempranillo.

Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cariñena
Cmno. de la Platera, 7
50.400 CARIÑENA 976 79 30 31
www.docarinena.com

LA TRADICION DE LOS VINOS DE LA D.O. CARIÑENA:


Los vinos de Cariñena son viejos conocidos de las mesas españolas. La actividad vitivinícola en la zona es milenaria y la proyección de estos caldo a lo largo de los siglos, notable. Esto se demuestra en el hecho de que estén presentes en obras señeras de la literatura española y universal. El cariñena aparece en el Don Juan Tenorio o La Venganza de Don Mendo, por citar tan solo dos de los ejemplos más importantes; también en una obra tan universal como el Quijote, Cervantes escribió sobre los caldos de esta región.

En lo que a las crónicas viajeras se refiere fueron muchos los que ofrecieron noticias sobre los vinos de Cariñena. Enrique Cook cuenta como en 1585 Felipe II fue recibido en Cariñena con dos fuentes de vino. José Twosend en 1786 decía: “el vino que produce esta comarca es de la mejor calidad y no dudo de que sea muy buscado en Inglaterra tan pronto como la comunicación por mar sea establecida”. Mas tarde, en 1809, Alexandro Laborde contaba cómo en Cariñena se hacía “un vino exquisito particularmente conocido con el nombre de garnacha”. En 1862, Charles Davillier afirma en su Cuaderno de Viajes: “a algunas lenguas (…) se extienden los viñedos de Cariñena, cuyo nombre se ve en las tiendas de Madris, merecería ser mas conocido fuera de España, especialmente el que se obtiene de la uva llamada garnacha”.

Todo esto puede dar una idea de la importancia de los vinos de Cariñena a lo largo de la historia. Aunque, pese a la larga tradición vitivinícola de la denominación de origen de la zona, no se ha querido descuidar la adaptación a los nuevos tiempos, mediante la constante incorporación de la última tecnología aplicada al sector.


Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Datos comarca
Sede: Pza. Compromiso, 8-9 - 50700 Caspe (Zaragoza)
Fax: 976 633 214